El bloguero es un ladrón

29 marzo 2009 at 8:29 pm 3 comentarios

Dando vueltas por la blogosfera voy a parar al blog de Enrique García-Máiquez. Ya lo había ojeado -en este caso, mejor sin hache de hoja, que no las tienen los blogs- en otras ocasiones.  García-Máiquez es un poeta gaditano, del Puerto de Santa María, poeta católico y sentimental, en esa línea de catolicismo lúcido y bienhumorado de influjo chestertoniano que cultivan un cierto número de blogueros. Echando un vistazo a su blog he recordado que Máiquez estaba incluido en Sombra hecha de luz, una antología de jóvenes poetas andaluces que me regaló por vía postal hace algún tiempo Juan Peña, otro interesante poeta andaluz con el que trabé conocimiento por internet -y ahora creo recordar que no le contesté al último correo que me escribió. He estado leyendo los poemas de Máiquez incluidos en la antología, y me ha apetecido compartir uno con mis hipotéticos lectores (como me da pereza mecanografiar el texto, lo tomo del blog de Ángel Ruiz, En Compostela).


El lector es un fingidor

Cuento mi vida pero lees la tuya.
Nombro un paisaje de mi infancia y tú visitas
-tramposo- aquel camino de arena hacia la playa
por donde corre un niño feliz, que no soy yo.

Actúas siempre así, lo sé por experiencia.
¿Qué importa que yo tenga un nombre propio?
Tú lo expropias. Si hablo de mi pueblo,
es tu ciudad. Se transfigura en álamo
el pino de mi casa. Mis amigos
son mis desconocidos de repente.
Y hasta mi amada es ya tu amada.

Yo cuento sílabas, tú cantas, silbas
poniendo música a mis letras, musicando
al ritmo que te gusta.
De todo cuanto digo escuchas sólo
lo que a ti te interesa, quizá lo que no dije,
sin que haya forma así de no entendernos.

Te entiendes y me entiendo, porque al pasar la página
vuelves mis versos del revés, reversos
tuyos. Debí de sospechar
de ti, que no te ocultas,
que robas a la luz amable de una lámpara.

Yo soy el que me oculto. Cuando escribo,
tú vives y eso es todo. Como te dijo Bécquer:
Poesía eres tú.
Y yo el poema.

Casa propia, Renacimiento, 2004.

Magnífico poema. Pessoa meets Baudelaire y aquello del hypocrite lecteur, mon semblable, mon frère.

Anuncios

Entry filed under: literatura. Tags: , , .

Curso de ética periodística El poder del mar

3 comentarios Add your own

  • 1. Enrique  |  29 marzo 2009 en 10:19 pm

    Vaya, muchísimas gracias por recoger el poema. Y por la amable descripcción bienhumorada. Intentaré estar a la altura. Abrazo, E.

  • 2. David  |  29 marzo 2009 en 10:22 pm

    Gracias a ti por escribirlo. La descripción ha sido somera y poco imaginativa 😀 Un abrazo.

  • 3. Anónimo  |  31 marzo 2009 en 5:06 pm

    ‘Yo cuento sílabas, tú cantas, silbas’

    Envidia pura y dura me da el señor Enrique. Magnífico poema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Mi cuenta en Rate Your Music

Blog Stats

  • 4,689 hits

A %d blogueros les gusta esto: