The Proposition

27 abril 2009 at 2:47 pm 3 comentarios

El sábado por la noche fuimos a la filmoteca a ver The Proposition, una peli de 2005 dirigida por John Hillcoat, con guión del músico australiano Nick Cave. Como soy seguidor de la música de Cave, he de reconocer que iba predispuesto positivamente hacia la peli, por lo que no sé si mi opinión sobre ella será suficientemente objetiva. Pero, si nos quitan el derecho y el placer de entusiasmarnos con lo que nos gusta, ¿qué nos queda? ¿no?

image3

 

Pues el caso es que la peli efectivamente me ha entusiasmado. Es una especie de western situado en la Australia colonial. Con el telón de fondo de las matanzas de aborígenes perpetradas por el ejército británico, la cinta cuenta la historia del capitán Stanley, oficial de la policía colonial destacada en una más que sórdida aldea de la llanura australiana, que anda tras los pasos de la banda de los hermanos Burns, culpables del salvaje asesinato de un matrimonio de colonos y la violación de la esposa. Stanley consigue capturar a dos de los hermanos, Charlie [a la izquierda en el fotograma de arriba] y el casi adolescente Mickey, pero decide hacerle una proposición al primero para lograr atrapar al jefe de la banda, el hermano mayor, Arthur [a la derecha en el fotograma de arriba], una especie de psicópata sanguinario que se extasía ante las puestas de sol sin que eso le impida degollar a un hombre con deleite.  Stanley propone a Charlie dejarle en libertad para que busque y mate a su hermano, en un plazo de nueve días. Si no lo hace, el hermano pequeño, apenas un niño, para el que Charlie supone lo más parecido a un padre que tiene, será ejecutado. Charlie acepta la proposición.

A partir de aquí, surgen dos hilos narrativos principales, el de la búsqueda de Arthur por parte de su hermano y el del capitán Stanley, que debe enfrentarse a la estupidez y maldad de sus subordinados, a la presunción y la inquina de un funcionario colonial y a la mirada de su esposa, una mujer que ha dejado atrás Inglaterra para seguir a su marido a estas tierras inhóspitas, donde la sostiene el amor que siente por él.

image2

El núcleo de la peli reside, pues, en ambos personajes, el capitán Stanley y Charlie Burns. El primero, decidido a «civilizar esta tierra», como dice varias veces, aunque esto le cueste lo único bueno que tiene en su vida, el amor de su esposa. El segundo, viviendo la disyuntiva de salvar a su hermano pequeño, para quien él es lo más parecido que tiene a un padre, y para lo cual tendrá que violar el código de la familia, o mantenerse fiel a él.

Y todo esto, como decía, en  medio de la nada, en un remedo de sociedad trufada por la barbarie, el embrutecimiento y la degradación más absolutas. En ese sentido la película no hace concesiones: la brutalidad de los Burns se ofrece en toda su crudeza, sin paliativos ni justificaciones -en particular en la recta final de la cinta, poco apta para estómagos delicados- pero también la de los británicos que persiguen al asesino de un matrimonio blanco mientras dan órdenes de exterminar a poblados enteros de aborígenes. La cinta abunda en escenas violentas, sangrientas, tratadas de manera estilizada pero cruda (algunas personas en la filmo se tapaban la cara con la programación para no ver según qué cosas).

9_theproposition_2

Si a esto le añadimos una fotografía muy cuidada, con un tratamiento poético -en el sentido menos banal- del paisaje, el árido paisaje australiano, que actúa como trasunto de la barbarie de los personajes; un buen ritmo narrativo, diálogos concisos y cargados de sentido, y una música a cargo también de Cave, el resultado es una película más que recomendable, una pequeña joya de western contemporáneo.

Anuncios

Entry filed under: cine. Tags: , , , , .

PanCarthysmo León literario

3 comentarios Add your own

  • 1. mónica  |  27 abril 2009 en 9:02 pm

    a mi también me gustó tanto como a ti..pero no sabría explicarlo con tanto detalle.
    aiss…que abdominales tiene Guy Pearce!!!!

  • 2. David  |  27 abril 2009 en 9:23 pm

    Ey, gracias por pasarte por aquí. Pues sí, no está mal Mr. Pearce. Ahora mirando las fotos se me ocurría que se podría hacer un estudio sobre los elementos religiosos de la peli: el look Cristo de Guy Pearce y del que hace de Arthur, Mickey azotado en la cruz, la ejecución prevista para el 25 de diciembre, Charlie traicionando a su hermano tipo Judas… No asiste uno a las clases de Arcadio en vano… 😀

  • 3. mónica  |  28 abril 2009 en 3:09 pm

    podria ser que fuera realmente asi, viendolo asi..si que tiene elementos religiosos si..

    Si es que Mikey era el nuevo redentor.jejej

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Mi cuenta en Rate Your Music

Blog Stats

  • 4,662 hits

A %d blogueros les gusta esto: