Gene Clark (I): The Fantastic Expedition of Dillard & Clark

6 mayo 2009 at 9:10 pm 3 comentarios

Gene Clark es tal vez uno de los músicos, cantantes y compositores de música pop que ha tenido peor suerte, en su vida y en su carrera. Primer líder de The Byrds, dejó la banda dos años después de la aparición del primer álbum por una serie confusa de motivos: su miedo a volar, que le impedía embarcarse en giras, la rivalidad con Roger McGuinn, que iba asumiendo labores vocales que en principio correspondían a Clark, etc. A partir de su salida de la banda, la carrera de Clark pasa por una serie de etapas en ninguna de las cuales le va a compañar el éxito de público ni la notoriedad, a pesar de que bien lo hubiera merecido, atendiendo a los dos magníficos discos suyos que he escuchado últimamente. En cuanto a su vida personal, el alcohol jugó en ella un papel protagonista, lo cual lo condujo a una muerte prematura, por ataque al corazón, a la edad de cuarenta y seis años.

clark1

Después de abandonar The Byrds, y tras un primer disco en solitario, Gene Clark with the Gosdin Brothers, Clark aúna esfuerzos con el músico country Doug Dillard, líder de The Dillards, importante grupo de la corriente bluegrass del country, y forma con él Dillard & Clark, nombre con el que sacarán dos álbumes.

Hoy quería hablar de el primero de esos discos, The Fantastic Expedition of Dillard & Clark, aparecido en 1968. Ante todo, es importante remarcar que se trata de un disco de country. Country-pop o country-rock, si se quiere,  pero country en lo fundamental. Así que quien tenga algo de alergia al heno de granero de granja americana, mejor que ni se acerque a él. La buena noticia es que creo que no hace falta que uno sea aficionado al country más puro para gozar de este disco: supongo que a cualquiera a quien le guste, por decir algo, el A.M. de Wilco, podrá disfrutar de la expedición de Dillard y Clark.

La magnífica portada de The Fantastic Expedition of Dillard & Clark

The Fantastic Expedition es un buen disco, un gran disco, por los mismos motivos por los que pueda serlo cualquier otro: por ser una colección de buenas, muy buenas canciones, agrupadas con coherencia, sin altibajos, sin «canciones-que-sobran». Como todo gran disco, tiene una atmósfera particular, que solo es posible respirar en su interior. Como todo gran disco, sigue siendo la última palabra en ese particular género que cada gran disco crea, de la misma manera que, como decía Julio Camba, la catedral de Santiago sigue siendo la última palabra en cuanto a catedrales románicas.

Como apuntaba antes, el country que se respira en este trabajo es del tipo bluegrass: banjos y fiddles -el violín típico del country- que dibujan melodías ágiles, de esas de baile de granjeros -véase la versión que hacen de Git In On Brother de Lester Flatt para hacerse una idea. No faltan, sin embargo, los medios tiempos y las canciones más reposadas. En el lado más pop, Clark aporta la delizadeza de unas melodías vocales sobresalientes.

En cuanto a canciones, ninguna de las nueve que componen el álbum original (la reedición en CD viene con tres bonus tracks) tiene desperdicio, en mi opinión. Si tuviera que destacar alguna, me quedaría probablemente con la preciosa The Radio Song, un medio tiempo con un acompañamiento instrumental delicadísimo y delicioso; con With Care from SomeoneTrain Leaves This Morning, Something’s Wrong o She Darkened the Sun.      

Entre los tres bonus, destaca la magnífica Why Not Your Baby, que a pesar del acompañamiento de banjo es básicamente una canción pop muy en la línea de The Byrds, y la versión del Don’t Be Cruel de Elvis.

Aquí os dejo unas cuantas canciones del disco. Disfrutadlas.

Actualización: Os había colgado aquí unas canciones directamente, pero como parece que los reproductores de WordPress no funcionan -o yo no sé cómo hacerlos funcionar- y tampoco me deja incrustar ni los de Goear ni los de Deezer, os dejo un enlace con este último sitio, donde encontraréis todas las canciones de este disco y también las del otro disco de Dillard & Clark, Through the Morning, Through the Night.

Enlace a las canciones en Deezer.

Anuncios

Entry filed under: música. Tags: , , , , , , , .

Balance cinematográfico del fin de semana I Fought the Law

3 comentarios Add your own

  • 1. condonumbilical  |  7 mayo 2009 en 5:09 pm

    Prosa homosexual… descripciones muy finas, también es que al personaje del libro le gustan los anos masculinos. No sé si otro libro del mismo autor tendrá igual prosa, lo que sí creo es que la prosa y el protagonista están relacionados, no sé si inconscientemente.

  • 2. David  |  7 mayo 2009 en 9:36 pm

    Por si alguien se siente despistado, el comentario anterior es respuesta a uno mío en este blog: http://condonumbilical.blogspot.com/2009/05/mimosin.html

  • 3. Pet  |  21 noviembre 2010 en 1:48 am

    El pive de la prosa homosexual puede que sepa mucho de literaturas fálicas, pero poco de contextualizar contenidos en su lugar adecuado.

    Volviendo al disco: Compré el vinilo en el rastro de madrid en los 80 solo porque me sonaba Gene Clark por los Byrds y porque me molaba la portada. Siendo muy buen disco no es una obra maestra. Sin embargo, he dejado de escuchar a los Byrds y a mil más en estos años y sin embargo sigo escuchando éste como el primer día: como si de un Pet Sounds se tratara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Mi cuenta en Rate Your Music

Blog Stats

  • 4,668 hits

A %d blogueros les gusta esto: